¿Qué es la epilepsia? Causas, tratamiento y síntomas

La Epilepsia consiste en una predisposición a sufrir crisis epilépticas repetidas. Se dice que una persona tiene epilepsia cuando ha tenido dos o más crisis. Es decir, que un niño tenga una convulsión asociada a fiebre, no significa necesariamente que sea epiléptico. La Dra. María Luz Ruiz-Falcó, Neuropediatra, explica en Dedicae que para hacer el diagnóstico es necesario realizar un electroencefalograma y registrar las alteraciones en la actividad eléctrica cerebral.

¿Qué son las crisis epilépticas?

Una crisis epiléptica es una alteración brusca y transitoria causada por una actividad eléctrica anómala que afecta a una o varias zonas del cerebro y dependiendo de la parte del cerebro que afecte pueden ser muy distintas. Esta actividad eléctrica anómala puede extenderse luego a otras zonas.
Aunque existen muchos tipos de crisis epilépticas podemos clasificarlas en dos grupos: crisis convulsivas, las que tienen mucho movimiento y crisis no convulsivas, que tienen poco o ningún movimiento como las ausencias.

Causas de la epilepsia y síntomas

La epilepsia puede deberse a una enfermedad adquirida a lo largo de la vida (infarto cerebral, tumores, meningitis…) o a una predisposición individual condicionada ya desde el nacimiento (enfermedades genéticas, malformaciones del sistema nervioso, parálisis cerebral infantil…).

Las personas con epilepsia pueden tener además discapacidad intelectual o motórica grave, pero la mayoría son personas sin dificultad para llevar una vida normal.

¿Es muy frecuente?

La epilepsia es muy frecuente. El 5-10% de la población mundial presentará una crisis a lo largo de su vida y 1 de cada 100 personas tiene epilepsia. En España se calcula que hay 400.000 personas con esta enfermedad, siendo los niños el grupo de edad en el que se presenta más frecuentemente.

¿Cómo se trata la epilepsia?

Se trata con fármacos antiepilépticos, en la actualidad existen muchos con demostrada eficacia y escasos efectos secundarios.
No obstante, el 20% de las personas con epilepsia no tienen buen control con fármacos y deben de ser tratadas con otros tratamientos como cirugía, dieta cetogénica o estimulación cerebral.

Fuentes

También te puede interesar: