La Demencia Senil. Qué es, síntomas y causas

La Demencia es un síndrome clínico caracterizado por pérdida adquirida de habilidades cognitivas y emocionales, suficientemente importantes como para interferir con el funcionamiento diario y la calidad de vida de una persona. También puede acompañarse de otras manifestaciones neuropsiquiátricas tales como alteraciones motoras, de la conducta, depresión, ansiedad, alucinaciones y/o delirio.

¿Qué es la Demencia Senil o Deterioro Cognitivo?

La Demencia Senil es un síndrome de naturaleza crónica o progresiva, que se caracteriza por el deterioro de la función cognitiva (es decir, la pérdida de la capacidad para procesar el pensamiento) más allá de lo que podría considerarse una consecuencia del envejecimiento normal.

¿Cuáles son las causas de Demencia Senil?

Existen causas muy diversas que pueden provocar o llevar a la demencia senil:

  • La enfermedad de Alzheimer.
  • Daños o lesiones cerebrales importantes
  • Esclerosis múltiple
  • Enfermedades infecciosas como el VIH/SIDA o la sífilis
  • La encefalitis bacteriana
  • La enfermedad de Huntington
  • La enfermedad de Lyme
  • Parkinson
  • La enfermedad de Pick
  • Tumores cerebrales
  • Síndrome de Down
  • Parálisis supranuclear progresiva

¿Qué puedo hacer para prevenir la aparición de la demencia senil o deterioro cognitivo?

  • Estimular la función cognitiva participando en juegos que obliguen a pensar y recordar.
  • Mantener y establecer interacciones sociales con amigos, familia e incluso extraños.
  • Practicar la “mnemotecnia”. Es una técnica de memoria utilizada para recordar la información.
  • Probar con ejercicios neuróbicos, incluyen vestirse o lavarse el pelo con los ojos cerrados, comer con la mano opuesta, romper rutinas o la combinación de sentidos, como escuchar música mientras modela arcilla.
  • Consumo de alimentos sanos. También aumenta el factor de crecimiento de proteínas del cerebro, las células que nutren y ayudan a reparar lesiones.

Síntomas de la demencia senil. Cuándo contactar con un profesional sanitario

Dedicae le recomienda consultar con un profesional sanitario cuando se produzcan lo siguientes síntomas:

  • Fallos de memoria que dificultan la vida cotidiana.
  • Dificultad para planificar o resolver problemas.
  • Dificultad para desempeñar tareas habituales en la casa, en el trabajo o en su tiempo libre.
  • Desorientación de tiempo o lugar.
  • Dificultad para comprender imágenes visuales y cómo los objetos de un mismo ambiente se relacionan uno con otro.
  • Nuevos problemas con el uso de palabras en el habla o por escrito.
  • Colocación de objetos fuera de lugar y la falta de habilidad para retrasar sus pasos.
  • Disminución o falta del buen juicio.

Fuentes:

  • Todo lo que los cuidadores familiares necesitan saber sobre las demencias. AFACO (Asociación Familiares de Enfermos Alzheimer A Coruña)
  • Guía de Recomendaciones al Paciente: Deterioro Cognoscitivo Leve y Demencia en fase inicial. Servicio Madrileño de Salud.
  • La Demencia Senil: Guía de Apoyo al Cuidador Profesional en el manejo de las Actividades Básicas de la Vida Diaria. Facultad CC Salud. Universidad Navarra.

Cuidados paliativos en casa

Cuidados de Personas Mayores en Madrid

Qué es la incontinencia urinaria. Causas, tratamientos y tipos