Accidentes por caídas en mayores

Una caída accidental se define como un movimiento descendente, repentino, no intencionado del cuerpo hacia el suelo u otra superficie. La importancia de las caídas en personas mayores radica en su potencial morbilidad asociada a inmovilidad, pérdida de autonomía, ingreso prematuro en residencias y problemas sociosanitarios. Dedicae les da a conocer las principales causas de las caídas y qué estrategias son las más indicadas para prevenir este grave problema.

¿Por qué podemos caernos?

Con la edad experimentamos cambios fisiológicos que pueden aumentar la probabilidad de tener una caída: Nuestra forma de caminar puede variar. Reflejos más lentos, menor fuerza muscular. Es muy posible que la vista y el oído estén deteriorados y su capacidad de avisarnos de ciertos peligros esté alterada.
Las enfermedades más prevalentes de la edad adulta como cardiopatías, osteoporosis, depresión y ansiedad, ictus, deterioro cognitivo…, pueden ocasionar situaciones que deriven en una caída por falta de estabilidad. Los fármacos prescritos para estas enfermedades tienen efectos secundarios que pueden disminuir la capacidad de nuestros reflejos o provocar síncopes.

¿Hay factores de riesgo que predisponen las caídas?

Las caídas no son un fenómeno inevitable del envejecimiento, tienen sus propios factores de riesgo perfectamente identificados. Los factores responsables de una caída pueden ser intrínsecos (relacionados con el propio paciente) y extrínsecos (derivados de la actividad y del entorno).
Los factores propios del paciente incluyen:

  • Cambios fisiológicos del envejecimiento como: la pérdida de la acomodación y disminución de la agudeza visual, esclerosis del oído interno, atrofia muscular, degeneración de las articulaciones, alteraciones del control postural…
  • Las enfermedades asociadas con un mayor riesgo de caídas son las que presentan afectación de órganos y alteración de sistemas implicados en el equilibrio. Sobre todo en fase aguda o durante la exacerbación de una enfermedad crónica.
  • Los fármacos que favorecen las caídas son los psicofármacos y los antihipertensivos. Por otro lado, existe una relación directa entre el número de medicamentos que toma un paciente y el riesgo aumentado de presentar una caída, considerándose la polifarmacia (ingesta de 4 o más fármacos) un factor de riesgo claramente relacionado con las caídas.

¿Cuáles son los factores de riesgo que no dependen de la persona?

Los factores extrínsecos son el resultado de la interacción entre los factores ambientales, las actividades de riesgo y la susceptibilidad individual y aunque las caídas a veces tienen una causa única la mayoría de los casos son consecuencia de múltiples factores.
Los factores ambientales más comunes son:

  • En la vivienda: suelos irregulares, desniveles, alfombras, cables sueltos, suelos deslizantes, iluminación insuficiente o muy brillante, ausencia de pasamanos, escaleras tortuosas, escalones altos, muebles a una altura incorrecta, bañeras, muebles inestables, camas altas y estrechas.
  • En la vía pública: pavimentos defectuosos o mal conservados, semáforos de corta duración, aceras estrechas con desniveles y obstáculos, escalones altos, bancos en jardines con una altura inadecuada.
  • En los medios de transporte: escalones altos o muy separados, movimientos bruscos del vehículo.

¿Y si la caída ya se ha producido?

Es importante el enfoque rehabilitador para disminuir las incapacidades derivadas de las consecuencias físicas y psicológicas de las caídas en adultos mayores.
Tras una caída se debe enseñar a levantarse, rehabilitar la estabilidad, reeducar la marcha, rehabilitar los trastornos del equilibrio y tratar el síndrome postcaída.
Haber sufrido una caída en algún momento, es un factor predictivo relacionado con la posibilidad de tener otras caídas.

Fuentes:

  • Su salud nos importa. Una caída puede cambiarle la vida. Fundación MAPFRE
  • Consejos para prevenir las caídas dentro y fuera del hogar en personas mayores. Osakidetza

Cuidados paliativos en casa

Cuidados de Personas Mayores en Madrid

Cuidados de pacientes crónicos a domicilio