Salus: la importancia de los cuidados profesionales a recién nacidos en el hogar

Tener un hijo es uno de los momentos más importantes y una de las experiencias más gratificantes de la vida. Sin embargo, el instinto maternal y la mejor disposición a veces no son suficientes para adaptarse correctamente a la nueva situación. Desde Dedicae ayudamos a vivir plenamente las primeras semanas con el bebé, aportando ayuda profesional y de toda confianza a domicilio.

¿Necesito una salus?

Después del parto, la madre necesita descansar, recuperarse y disfrutar de su nuevo hijo, pero es entonces cuando también se enfrenta a cambios físicos y psicológicos, a diversas emociones, dudas y temores que pueden hacer aconsejable que cuente con un apoyo extra.

De hecho, cada vez son más las madres primerizas, con partos múltiples, cesáreas o niños prematuros que recurren a enfermeras expertas en cuidados y asistencia a domicilio, para ser respaldadas y asesoradas en todo lo relacionado con la crianza de su recién nacido. Y, también suelen requerir nuestros servicios, parejas con problemas personales o de salud, situaciones laborales complejas o carencia de familiares cercanos, que no pueden dedicar al neonato todo el tiempo y atenciones que necesita.

salus cuidadoras a domicilio Madrid

Qué es una salus

La figura de la salus no es la de una niñera ni una simple cuidadora, sino una profesional sanitaria (enfermera o auxiliar de enfermería), diplomada y colegiada, con formación específica y experiencia en puericultura y atención materno-infantil. Sus conocimientos sobre la salud y la crianza del recién nacido aportan seguridad, confianza y apoyo a unos padres que pueden sentirse agobiados y desorientados en la toma de contacto con su nueva paternidad.

Las salus de Dedicae se hacen cargo de aspectos tan variados como la lactancia materna o artificial, los cuidados del cordón umbilical, el aseo, las deposiciones, la eliminación de gases, el control de vómitos, las posturas o el sueño. Su labor no sustituye en ningún caso a la del pediatra, pero sí la complementa y hasta puede evitar visitas innecesarias al hospital; por ejemplo, ante un pequeño cólico o una leve dermatitis.

Atención al recién nacido y a la madre

Estas profesionales también se ocupan de la recuperación física y emocional de la madre, aconsejándole no sólo sobre los cuidados de las mamas o de la episiotomía, sino procurándole apoyo psicológico ante el decaimiento producido por la revolución hormonal y el cansancio del postparto.

Igualmente, aclaran al momento las dudas de los padres y les enseñan a cuidar de su bebé de manera práctica y personalizada: cómo distinguir los distintos tipos de llanto o combatir la fiebre, cómo amamantar o preparar y dar el biberón, cómo expulsar los aires, cómo bañarle, acostarle, masajearle, limpiarle la nariz o cortarle las uñas…

Servicio de salus a domicilio en horario nocturno, el más solicitado

En Dedicae contamos con diversos Planes de Atención a recién nacidos -con un servicio incluido de asesoría telefónica-, y nos amoldamos a cada familia en función de sus características y necesidades. Nuestras salus pueden ser contratadas sólo para la primera semana de vida o para varias, y el servicio más demandado es el nocturno, que suele abarcar unas 12 horas.

Durante ese periodo de tiempo, la salus supervisa y acompaña al bebé, le asea, le duerme, le cambia los pañales, le da el biberón o despierta a la madre cuando tiene que darle el pecho… Son horas muy valiosas, en las que los padres pueden resolver todas sus inquietudes y dormir, además, con la tranquilidad de saber que su hijo está perfectamente atendido.

Qué más aporta una salus

  • Respeto al estilo, rutinas y hábitos familiares
  • Identificación temprana de cualquier anomalía en el recién nacido
  • Conocimientos en primeros auxilios
  • Prevención de infecciones
  • Mucha seguridad, al enseñar a los padres a conocer, comprender e interpretar a su bebé
  • Fomento del contacto piel a piel y de la lactancia materna
  • Argumentos científicos si son necesarios
  • Calma emocional
  • Tiempo para que los progenitores cuiden su relación de pareja
  • Pautas para una mejor organización horaria en el hogar ante la nueva situación

Ojo al intrusismo

A propósito de esta figura, el Consejo General de Enfermería (CGE) recuerda el intrusismo profesional que a veces se produce y recomienda estar alerta: “Lo han denunciado muchas familias. Hay personas que se hacen llamar salus, pero que no tienen la titulación de enfermería y no disponen, por tanto, de la adecuada calificación para prestar estos servicios”.

El CGE también incide en la diferencia entre las salus y las doulas, “unas mujeres, en su mayoría madres, que acompañan a otras durante la gestación, parto y puerperio, ofreciendo soporte físico y emocional”, según la definición que ofrece la Estrategia de Atención al Parto Normal en el Sistema Nacional de Salud, elaborada por el Ministerio de Sanidad. Para el Consejo, esta figura no existe legalmente en España, por lo que no hay una normativa que determine qué formación o qué competencias deben tener, y aconseja no contratarlas para suplir a las profesionales sanitarias.

FUENTES

Otros servicios Dedicae:

Cuidados de personas mayores a domicilio en Madrid

Servicio de enfermería a domicilio. Cuidados profesionales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *