La dependencia personal. ¿qué es?

La dependencia personal es la incapacidad funcional para el desarrollo de actividades de la vida diaria y necesita ayuda para su realización. Una persona dependiente es aquella que no puede valerse por sí misma y necesita asistencia de alguien o de algo, para el desarrollo de su vida cotidiana. En nuestro país existe un “Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia” que vela por el derecho de las personas afectadas a la protección, a prestaciones económicas y a servicios de ayuda.

¿Qué es la dependencia?

De acuerdo con lo establecido en el artículo 2.2 de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, la dependencia es “el estado de carácter permanente en que se encuentran las personas que, por razones derivadas de la edad, la enfermedad o la discapacidad, y ligadas a la falta o a la pérdida de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, precisan de la atención de otra u otras personas o ayudas importantes para realizar actividades básicas de la vida diaria o, en el caso de las personas con discapacidad intelectual o enfermedad mental, de otros apoyos para su autonomía personal”.

¿Son iguales todos los casos de dependencia?

El Baremo de Valoración de la Dependencia permite determinar las siguientes situaciones:

  • Grado I. Dependencia moderada: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria, al menos una vez al día o tiene necesidades de apoyo intermitente o limitado para su autonomía personal.
  • Grado II. Dependencia severa: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al día, pero no requiere el apoyo permanente de un cuidador o tiene necesidades de apoyo extenso para su autonomía personal.
  • Grado III. Gran dependencia: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona o tiene necesidades de apoyo generalizado para su autonomía personal.

¿Qué son las Actividades Básicas de la vida diaria?

  • Comer (cortar los alimentos, extender la mantequilla, llevar la cuchara a la boca…).
  • Asearse (lavarse las manos o la cara, peinarse, afeitarse…). Usar el retrete.
  • Vestirse y desvestirse (incluyendo botones, cremalleras, cordones…)
  • Desplazarse (caminar, aunque sea con el soporte de un bastón o andador…).
  • Transferencias (pasar de una silla a la cama…).
  • Reconocer personas y objetos, orientarse, entender y ejecutar órdenes o tareas sencillas.

¿Qué apoyos puede requerir una persona dependiente?

La asistencia a una persona con dependencia

Está comprobado que apoyo proveniente del entorno familiar es el recurso más importante para garantizar la calidad de vida de las personas dependientes. Pero esta colaboración y compromiso de los cuidadores “informales”, papel que de entrada no han deseado ni para el que han sido formados, lleva asociado un riesgo elevado para su salud, y puede llegar a interferir en su vida personal, social y laboral.
Los profesionales expertos en la valoración y la intervención sobre estos problemas son el gran aliado de los pacientes y sus familias, para ralentizar la evolución del problema, para rehabilitarlo o para diseñar soluciones técnicas.

Fuentes:

  • RD 174/2011, de 11 de febrero, por el que se aprueba el baremo de valoración de la situación de dependencia establecido por la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia.
  • Portal de la Dependencia. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

Cuidados paliativos en casa

Cuidados de Personas Mayores en Madrid